Con la nueva empresa, centrada en la generación eléctrica, la petrolera de bandera busca acaparar todo el mercado energético.

 

La semana pasada la petrolera de bandera nacional, YPF, anunció el nacimiento de su nueva firma dedicada al mercado eléctrico: YPF Luz. El objetivo de la nueva marca es posicionarse en dos años como la tercera generadora de energía eléctrica del país y la principal productora de renovables, pero también forma parte de sus planes el montaje de la primera red nacional de estaciones de carga para vehículos eléctricos.

El año pasado a través de lo que entonces era una rama de la petrolera, YPF Energía Eléctrica, se montaron las dos primeras estaciones de servicio para vehículos eléctricos. En términos concretos se trató del anexado de dos puestos de carga en estaciones de servicio convencionales, una en el barrio porteño de Palermo y la otra en la transitada autopista Buenos Aires-La Plata.

Pero el plan era mucho más grande y a través del convenio tripartito entre YPF EE, QEV Argentina y el grupo internacional ABB se proyectaba montar un total de 220 puestos de carga en 110 estaciones de servicio de buena parte del país. El programa inicial contemplaba para ello un plazo de dos años que se están cumpliendo en abril del año entrante.

“El plan sigue en marcha y lo vamos a ir haciendo”, aseguró el flamante gerente general de YPF Luz, Martín Mandarano, en diálogo con “Río Negro Energía”. Y detalló que la demora en el montaje de esta red de estaciones para coches eléctrico se debe a la coyuntura del país. “Es una cuestión de demanda, y lo que faltan son autos”, planteó.

Mandarano remarcó que “como señal de mercado se instalaron los cargadores en la estación de servicio de Autopista La Plata y en la de Palermo que tienen el visto bueno de conexión” y remarcó que “lo que estamos haciendo es desarrollarlo en la medida que el mercado se vaya desarrollando”.

La advertencia se debe a que pese a los anuncios realizados el año pasado por un par de automotrices la llegada al país de los primeros modelos 100% eléctricos se está demorando y sólo ha ingresado un grupo reducido de Renault Kangoo ZE.

La inauguración de los primeros puntos de carga llevó a una batalla legal en la que el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) terminó marcando que YPF puede comercializar la energía que toma de las redes de Edesur.

“ La resolución del ENRE dijo que los cargadores son libres y puede ponerlos cualquiera, incluso la misma Edesur puso también en su oficina”, recordó Mandarano. Y detalló que en función de tal resolución es que se fijó que el precio de venta para esa energía es libre, regulador por la oferta y la demanda.

Con YPF Luz la petrolera de bandera apuesta a copar todo el abanico de las energías, no sólo para los vehículos sino para la industria y los hogares.

Para ello la firma anunció un plan de inversiones agresivo que sumará en este año una inversión de 1.000 millones de dólares a los 420 millones de dólares que se volcaron desde el 2016 a la fecha. En tanto que en el plazo que va de 2020 a 2022 se proyectó redoblar la apuesta e invertir otros 2.000 millones de dólares.

El objetivo de la firma, que no utilizará fondos provenientes de las actividades petroleras, es alcanzar en 2023 una potencia instalada de más de 5.000 MW desarrollando para ello un mix entre generación renovable y térmica y apuntando la colocación de contratos firmes a largo plazo.

Aseguró el gerente general de YPF Luz, Martín Mandarano.
Fuente www.rionegro.com.ar